Compra Online de ferries por las Islas Griegas
Excursiones desde Atenas

Viajes a Kos

 



kos_arq_2.jpg



   La isla de Kos está situada en el Egeo Oriental muy cercana a la costa de Turquía, tan solo la separan 4 km de la ciudad turca de Bodrum. Forma parte del archipiélago del Dodecaneso y es la tercera en tamaño después de Rodas y Kárpathos. En realidad es el resultado del hundimiento de una cadena montañosa por el efecto de un tremendo movimiento de tierra en épocas remotas. Las cercanas islas de Kalymnos y Nyssiros comparten el mismo origen siendo también restos de la misma cresta montañosa. Estos grandes movimientos tectónicos han dejado a la vista estratos del cuaternario que han aportado interesantes restos fósiles de mamíferos como caballos, hipopótamos y elefantes. 

   La superficie de Kos es de 287,2 km2 . Tiene una forma alargada, siendo su máxima longitud de 48 km y su mayor anchura tan solo 8 km. 

   Su litoral se extiende a lo largo de 112 km en los que abundan las playas de aguas cristalinas con guijarros en el norte y de arena fina y dorada en el sur que han propiciado que sea el turismo el principal recurso económico de Kos. El otro pilar de la economía es la agricultura ya que aunque parte del terreno sea montañoso (su máxima altura es el monte Díkeos con 875 m) no faltan las llanuras fértiles en las que se cultiva la vid, almendros, olivos, higueras, tomates, trigo y maíz. 

   La isla cuenta con una población de 30.500 habitantes. Se comunica con sus vecinas islas del Dodecaneso por mar, preferentemente en hidrofoil. Hasta el puerto de Atenas, El Pireo, el viaje en barco dura entre 10 y 13 horas. Al disponer de aeropuerto existen vuelos hasta Atenas que apenas duran una hora. 




KOS EN LA HISTORIA

   Este rincón del Egeo está habitado desde tiempos prehistóricos (los primeros vestigios de asentamientos humanos datan del 3.000 a.C.) y por su historia han pasado todas las culturas del Mediterráneo. No siempre se la ha conocido por el nombre de Kos sino que en anteriores épocas fue llamada primero Meropis y más tarde Ninfea

   Aquí se establecieron en el siglo XIV a.C. grupos procedentes de Creta, más tarde llegaron pobladores de la vecina región de Caria en la costa turca y aqueos de la Grecia continental (en esta etapa se situa la guerra de Troya en la que Kos participó dekos.jpg parte de los griegos). En el siglo XI a.C. se establecieron los dorios que pasado el tiempo en el siglo VIII a.C. fundaron un centro de poder en esta región del Egeo, la Hexápolis dórica de la que Kos era una de las seis ciudades junto con Cnido, Halicarnassos y Lindos, Ialissos y Kamiros en Rodas

   Los persas sometieron a la población en la segunda mitad del siglo VI a.C. pero fueron expulsados en el 480 a.C. cuando Atenas les venció en la Batalla de Salamina. Entonces los habitantes de la isla se aliaron esta vez a la Confederación de Delos

   En el siglo V a.C. la isla se encuentra bajo el dominio de Atenas y fue mandada fortificar por el gran estadista Alcibíades. En el transcurso de los distintos episodios de la Guerra del Peloponeso para a depender de Atenas a Esparta varias veces hasta que en el año 335 a.C. definitivamente pasa a formar parte de Macedonia

   Tras la muerte de Alejandro Magno la isla de Kos junto con las otras del Dodecaneso pasó a formar parte del territorio de Egipto dentro del reparto que hicieron sus generales. Ptolomeo fue el receptor de la esa parte del imperio macedónico. 

   Durante la dominación romana Kos gozó de una cierta independencia incluso pudo ser gobernada por un monarquía local. 

   Hasta el siglo XII d.C. perteneció al imperio bizantino que le reporto prosperidad y riqueza continuamente amenazada por los ataques e incursiones de los piratas sarracenos. 

   Para contrarrestar estos peligros los venecianos se hacen fuertes en esta parte del Egeo y ocupan la isla de Kos en 1204 denominándola Lango. Hasta la conquista de la isla por parte de los turco en 1522, los venecianos se alternan en el gobierno de Kos con los Caballeros de la Orden de San Juan a los que en 1315 llegan a vender la isla.
La dominación otomana se prolongó durante 400 años hasta el 1912 en que tropas italianas les expulsan anexionándose la isla al territorio italiano. 

   No solo los conflictos bélicos castigan la isla sino que los desastres naturales también la castigan en forma del terrible terremoto que la asoló en 1934. 

   Durante la Segunda Guerra Mundial Kos tuvo que soportar la ocupación alemana que fue especialmente cruenta y tras un breve protectorado británico, al final del conflicto en 1945, se unió el 7 de marzo de 1948 al estado de la nueva Grecia



LA ISLA DE HIPOCRATES 

   En la isla de Kos nació en el año 460 a.C. el que está considerado como el padre de la medicina, el genial Hipócrates quien con esa gran capacidad de pragmatismo y raciocinio que tuvieron los grandes científicos, estadistas, artistas y filósofos del siglo de Pericles supo sentar las bases de la medicina moderna. Nacido en el seno de una isla_de_Kos_B.jpgfamilia acomodada, su padre y su abuelo ya practicaban las artes curativas. Hipócrates fundó una escuela que revoluciono la práctica de la medicina de su época, dándole entidad como profesión independiente de los otros campos con los que se confundía, religión y filosofía. Sistematizó mucho de los conocimientos que ya se tenían estableciendo prácticas médicas concretas e instaurando el compromiso llamado “juramento hipocrático” que ha llegado hasta nosotros adaptados a nuestro tiempo. 

   Según la tradición el “padre de la medicina moderna” impartía las clases a sus alumnos en la antigua ciudad de Kos, bajo la sombra de un gran árbol, un plátano. Hoy en día existe aún este árbol (no se puede precisar si es el original o algún vástago de aquél) al que se considera el árbol más longevo de Europa. La tradición también dice que el apóstol San Pablo en su viaje de evangelización predicó también bajo su sombra. Nunca un árbol tuvo tan insignes personajes bajo su copa. 

   Cuando Hipócrates murió en el año 357 a.C. ya había creado una corriente de médicos “modernos” que continuarían su obra y a las afueras de la ciudad y sobre una colina se construyó un templo dedicado a Asclepios, dios de la salud, y al propio Hipócrates que incluía un centro de curación, termas y una escuela de medicina para formar futuros médicos. Allí se ponían en práctica sus enseñanzas en lo que en realidad se puede considerar el primer hospital de la historia ya que recibía pacientes de todo el Mediterráneo. Se denominó Asklepión y hoy en día se pueden visitar sus ruinas. 

   En el museo arqueológico de Kos, situado en el casco antiguo de la ciudad, concretamente en la plaza Eleftherias (Plaza de la Libertad), se conserva una estatua de cuerpo entero de Hipócrates. En la actualidad la ciudad de Kos acoge el Instituto Hipocrático Internacional y un museo dedicado al “
primer médico de la antigüedad”. 



UNA VISITA A LA ISLA 

   La isla de Kos es después de Rodas la que más visitantes acoge al año. Sus atractivos son evidentes, el paisaje, la cultura y sus populares playas en las que abundan los centros turísticos bien planificados. En Kos la gastronomía también acompaña al viaje ya que en cualquier rincón de la isla se pueden apreciar los guisos kos_grecia_A.jpgtradicionales, excelentes quesos locales, vinos de la tierra y los exquisitos dulces que redondean una buena comida. 

   Hasta Kos se puede llegar en avión desde Atenas hasta el aeropuerto que se encuentra en la localidad de Antimajía o por mar desde las islas vecinas. 




KOS, UNA BONITA CAPITAL 

   Al noreste de la isla en una zona con abundante vegetación y al fondo de un amplio golfo se haya la capital del mismo nombre, Kos. La ciudad actual ocupa el mismo emplazamiento que la antigua acrópolis fundada en el año 366 a.C. En sus calles se respira una mezcla de la época antigua, la medieval y la moderna. Las anchas calles modernas con sus árboles y palmeras a lo largo crean un ambiente agradable y relajante en esta ciudad que es el centro turístico y cultural de la isla. 

   La imponente fortaleza mandada erigir en el siglo XV por los Caballeros de la Orden de San Juan de Rodas situada al este del puerto, se conecta con el resto de la ciudad por un puente que cruza la “Avenida de las Palmeras”. 

   La antigua Kos se sitúa en las inmediaciones del puerto. A lo largo del casco antiguo han ido apareciendo en distintas excavaciones restos de la época clásica como los basamentos de un santuario dedicado a Afrodita y de otro probablemente dedicado a Heracles, el semi-dios, del antiguo ágora etc. De la época romana quedan vestigios de unas termas, de un gimnasio, de una casa y del Odeón (edificio dedicado a disfrutar de la música). 

   El árbol de Hipócrates también se encuentra en esta zona de la ciudad. 

   Deambulando por las calles se encuentras numerosas y bonitas iglesias paleocristianas y bizantinas. 

   En 1933 un devastador terremoto destruyo gran parte de la ciudad pero en contrapartida dejo al descubierto mucho restos históricos que se hallaban estaban ocultos. 

   Actualmente el ayuntamiento de Kos está haciendo grandes esfuerzo por preservar el centro histórico creando una amplia zona peatonal. 

   A las afueras de Kos no hay que dejar de ver el sorprendente Asklepion con todas sus dependencias. Cada año durante el verano tiene lugar en el Asklepion la Hipocratía, una celebración en la que hay representaciones de teatro, exposiciones de pintura y fotografía todo ello relacionado con la medicina y en la que se recita en griego antiguo el mismo juramento que Hipócrates estableció. Es una ceremonia especialmente significativa para los médicos. 

   Cerca de la capital, a pocos kilómetros al este están las localidades de Agios Fokás y Psiladi en cuyos alrededores se puede disfrutar de aguas termales beneficiosas para la salud. En las cercanas a Psiladi el agua sale a casi 100 grados y se va enfriando poco a poco a medida que se aleja del manantial. 




OTROS LUGARES PARA CONOCER 

   Las principales localidades de la isla de Kos están comunicadas a través de una carretera que recorre la isla longitudinalmente en dirección noreste - suroeste.

Kos_Island_Greece5.jpg
REGION DEL MONTE DIKEIO
 
   El interior de la mitad norte de la isla está ocupado por un macizo montañoso coronado por el monte Dikeio, máxima altura de la isla. Sus laderas están salpicadas de pueblecitos encantadores en los que se puede disfrutar del paisaje, del senderismo, de la arquitectura tradicional rural, de la gastronomía y de pequeñas y encantadoras iglesitas algunas de ellas construidas en la roca. 

   Entre otros destacan Zia a 17 km al sureste de Kos situado en las laderas del monte Dikeios entre arboles y manantiales y con unas hermosas puestas de sol, Lagoudi pequeña aldea de alta montaña de marcado carácter rural rodeado de una exuberante vegetación y sus iglesias de Agios Ioannis Theologos, construida entre rocas y la del Profeta Elías. Asfendiou uno de los pueblos más pintorescos de Kos desde el que se divisa el mar, Pyli rodeado de campos verdes, con sus casas tradicionales magníficamente conservadas y su castillo bizantino en cuyo interior hay una iglesia dedicada a la Virgen, Asomatos en la ladera sur del monte Dikeio rodeado de bosques y uno de los que mejor conservan su autenticidad y muchos otros. 



REGION CENTRAL 

   El aeropuerto de Kos se encuentra muy cerca de la localidad de Antimajia situada sobre una meseta hacia la mitad de la isla y a 23 km al suroeste de la capital. Los molinos de viento son la característica de este bonito y tradicional pueblo que posee un castillo que conserva un blasón del Gran Maestre de la Orden Hospitalaria de San Juan Pierre D´Abusson desde donde se puede admirar la isla. Desde aquí se puede coger una carretera hasta la costa que conduce al pueblo pesquero de Mastichari comunicado por barco con la vecina isla de Kalymnos y donde se puede saborear un plato de pescado fresco en cualquiera de sus tabernas y disfrutar del mar en las estupendas playas cercanas. También desde Antimajia parte una carretera que conduce hasta Kardamena en la costa. Es un complejo turístico situado a lo largo de la playa con buenas infraestructuras e instalaciones para disfrutar del mar y en otro orden de cosas se pueden visitar las ruinas de un templo dedicado a Apolo, de un teatro y una Basílica cristiana. 


SUR DE LA ISLA 

   En el extremo sur de la isla de Kos y a 43 km de la capital está el pueblo de Kefalos, muy popular por su estupenda playa de aguas cristalinas y un caserío de casitas blancas y estrechas calles dominado por un antiguo molino. Muy cercano se encuentra el Monasterio de San Nicolás. Otro de los centros turísticos de esta zona en la que abundan las buenas playas es Agios Stephanos en cuya playa se alterna la arena con los guijarros pero cuyo mayor atractivo es sin duda el hecho de tener dos pequeñas iglesias cristianas del siglo V en la misma playa y un islote cercano con los restos del un castillo lo que le da a este lugar un encanto inigualable.

   La isla de Kos ofrece un compendio de todo lo que en el Dodecaneso se puede encontrar, un clima envidiable, hermosas playas, pueblitos auténticos, un pasado rico e interesante, comida sencilla y sabrosa… ¡que más se puede pedir!


“Ksinomizithra". Un queso local que tiene sabor un poco ácido.

“Galomizithra”. Es un tipo de queso también hecho de leche de vaca.

“Krasotiri”. Queso picante que lleva vino.

“Sarsoumades y “lukumades”  Buñuelos dulces con miel.

Kos_Town_1.jpg

SUGERENCIAS DE RESTAURANTES EN KOS

ELIA :Kos Town, (tel: +30 22420 28991)

PLATANOS:Kos Town, (tel: +30 22420 28991)

H2O:Kos Town, (tel: +30 22420 47200)

AGIOS THEOLOGOS: Kefalos, (tel:+30 6974503556)

EL GRECO: Kos Town, (tel: +30 6972740602)

PETRINO MEZE:Kos Town, (tel: +30 22420 27251)

NIKOS O PSARAS:Kos Town, (tel: 22420 30098)

 


                                      Kos.gif

 
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información